España, entre los países de la OCDE con impuestos al trabajo más altos

España se sitúa cinco puntos por encima de la media de la OCDE, por encima de Noruega y Dinamarca y es de los pocos países que no ha reducido la carga tributaria en la crisis del Covid.

La fiscalidad sobre el trabajo en los países de la OCDE se redujo de media en 2020 respecto al año anterior 0,39 puntos, hasta el 34,6% de la remuneración bruta, en parte por las políticas fiscales de los gobiernos para capear con la crisis económica del Covid. Así lo concluye el informe Taxing Wages 2021 de la OCDE, difundido ayer, que muestra que España se sitúa entre los países con impuestos al trabajo más altos, hasta cinco puntos más que la media, y que además es de los pocos que no ha tomado medidas para reducir la carga fiscal del trabajo ante la crisis del Covid.

De los 37 países de la OCDE, 29 redujeron la cuña fiscal en el trabajo, entendida como la carga fiscal incluyendo el Impuesto sobre la Renta y las cotizaciones sociales pagadas por la empresa y el trabajador. Esa bajada se debe en parte a una caída del nominal del salario medio en 16 países y también a “cambios de naturaleza política”, que incluyen medidas de exención fiscal y de ayudas en respuesta al Covid.

A la cabeza del ránking, se sitúa Bélgica, con un 51,5%, seguida de Alemania, con un 49%, Austria (47,3%), Francia (46,6%), Italia (46%), República Checa (43,9%) y Hungría (43,6%). Los belgas son los únicos que deben transferir a la Administración y la Seguridad Social una suma mayor de su salario de la que ellos reciben en neto.

España se sitúa en la parte media-alta de la tabla, con el 39,9% del salario medio (la OCDE lo calcula en torno a los 27.000 euros anuales para un soltero sin hijos), casi cinco puntos por encima de la media de la OCDE (34,6%), y por delante de Noruega (35,8%), Dinamarca (35,8%) o Islandia (32,3%).

En el otro extremo, se encuentran Colombia (0%), Chile (7%), Nueva Zelanda (19,1%), México (20,2%), Suiza (22,1%), Israel (22,4%), Corea del Sur (23,3%), Estados Unidos (28,3%) y Australia (28,4%). En Colombia, un trabajador con un salario como el analizado no paga Impuesto sobre la Renta y las cotizaciones sociales de la empresa y trabajador son facultativas.

También están en la parte baja Reino Unido (30,8%), Irlanda (32,3%) y Japón (32,7%).

España es además el octavo país en el ránking de más carga fiscal al trabajo en el caso de parejas con uno y dos sueldos.

Mientras que en la OCDE la carga fiscal sobre los salarios se redujo 0,39 puntos porcentuales respecto a 2019, en España el retroceso se limitó a 0,12 puntos básicos. En este punto, España destaca entre los pocos países que no han tomado medidas para aligerar la carga fiscal del trabajo en 2020, en concreto, seis, aunque cabe señalar que algunos de estos sí han aprobado estímulos en otros impuestos, a diferencia de España. A lo que se añade que España ha subido en 2021 el IRPF.

La OCDE subraya que la bajada de la fiscalidad salarial de 0,39 puntos es “notable”, pero está aún lejos de las de 2008 (0,84 puntos) y 2009 (0,52 puntos), las dos mayores desde que se inició la serie en el año 2000.

En concreto, en España el IRPF pesó un 11,4% sobre el salario, frente al 13,1% de la media de la OCDE. Por su parte, las cotizaciones sociales pagadas por las empresas supusieron el 23% y las abonadas por los trabajadores, un 4,9%, cuando el promedio de los miembros de la organización de los países desarrollados se situó en el 13,1% y el 8,3%, respectivamente.

España es de los países en los que las empresas pagan más cotizaciones sociales, más del 20% de los costes laborales. Respecto a los costes de las empresas, Francia es el país en el que los empleadores pagan más dentro de la OCDE, el 26,6% del salario bruto del trabajador. España, entre los países que están en primera línea, se coloca en quinta posición, con el citado 23%, sólo por detrás, tras Francia, de República Checa (25,3%), Estonia (25,3%), Italia (24%) y Suecia (23,9%).

Gentiliza de Expansión

Estos son los autónomos vigilados por la Agencia Tributaria por usar mucho efectivo

  • El organismo vincula el pago con efectivo con la economía sumergida
  • Se lucha contra el fraude por una falta de repercusión del IVA
  • El Congreso intenta reducir el pago máximo de 2.500 a 1.000 euros

Una de las líneas maestras en materia recaudatoria que la Agencia Tributaria se ha propouesto en el ejercicio 2021 es la lucha contra el fraude asociado al uso de dinero en efectivo, un procedimiento de pago cuyo rastreo y seguimiento es más complicado que, por ejemplo, las transferencias bancarias. Algo que va a afectar a los autónomos.

La razón es que muchos de los sectores en los que operan los profesionales por cuenta propia son en los que tradicionalmente se usa con mayor frecuencia ese dinero en efectivo, objetivo del Plan General de Control Tributario y Aduanero de 2021 de la Agencia Tributaria.

En dicho plan, publicado en el Boletín Oficial del Estado, se especifica que una de las líneas prioritarias de comprobación será “en aquellos sectores y modelos de negocio en los que los niveles de economía sumergida puedan generar una especial percepción social, con especial observancia del uso de efectivo en cantidades superiores a las legalmente establecidas”. En concreto, se refiere al efectivo como un uso “muy vinculado a la economía sumergida”.

Este plan también confirma que se procederá ejecutar actividades de control “para evitar que se produzca una falta de repercusión efectiva en la última fase de la cadena del IVA”, con especial atención en los sectores con una mayor presencia de consumidores finales.

Según el portal especializado Autónomos y Emprendedores, desde el sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) se han apuntado una serie de sectores que, en vista de estos planes de la Agencia Tributaria, estarán más sujetos a vigilancia por la mayor presencia de dinero en efectivo en la actividad del día a día.

Así, sectores como la restauración y hostelería, la construcción, el comercio, la recogida de fruta, los arreglos y reformas o las actividades inmobiliarias serán objeto de mayores pesquisas por parte de los efectivos de la Agencia Tributaria.

Esta línea de procedimiento de la Agencia Tributaria tiene lugar mientras que la ley de lucha contra el fraude se atasca en trámites parlamentarios. La ley, que fue aprobada por el Consejo de Ministros en octubre de 2020, ha recibido cerca de 250 enmiendas y todavía no ha pasado por una ponencia que las estudie.

El texto del anteproyecto de ley, publicado en la página web del Congreso de los Diputados, aseguraba que el dinero en efectivo “facilita notablemente los comportamientos defraudatorios”, razón por la cual se propuso limitar el pago en efectivo de 2.500 a 1.000 euros, manteniéndose el límite actual de 2.500 para personas que no tengan la condición de empresarios y profesionales.

Alerta por una estafa que suplanta a la Agencia Tributaria aprovechando la Renta 2020-2021

  • El Incibe detecta correos electrónicos que pretenden descargar malware
  • El objetivo de este malware es la obtención de datos personales de los usuarios

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha informado de que, aprovechando la llegada de la Campaña de la Renta, una estrategia de suplantación de la Agencia Tributaria mediante el envío de correos electrónicos tiene como objetivo que los usuarios se descarguen malware dañino para sus equipos.

De acuerdo con la información del Incibe, los primeros correos electrónicos que ya se han detectado tienen como asunto el concepto ‘Acción fiscal’ y tratan de aprovechar los primeros días de la Campaña de la Renta para lograr la descarga de archivos maliciosos.

En concreto, el correo objeto de la amenaza indica al receptor que pulse un enlace para acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social o para descargar un PDF con indicaciones sobre la información fiscal del individuo. De caer en la trampa, se le llevará a una página web en la que se descargará el malware.

suplantacion-agencia-tributaria-incibe.jpg

Gentileza del Economista

UPTA propone un ‘cheque cotización’ de pago directo para autónomos que realicen trabajos esporádicos

  • Sería un método de cotización a través del pago directo a la Seguridad Social
  • La cotización tendrá un coste por hora de cotización aproximado de 6 euros
  • Evita tener que realizar un alta en la Seguridad Social de forma continuada

La Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) ha planteado habilitar un sistema de cotización a tiempo parcial para trabajadores por cuenta propia que desarrollan una actividad económica de forma aislada, con un factor temporal y rendimientos económicos limitados.

La organización propone desarrollar un método especial de cotización a través del pago directo por parte del autónomo a la Seguridad Social. En concreto, el proceso, plenamente telemático, se realizaría a través de la compra por parte del profesional de un cheque cotización, similar al que aprobó Francia para determinados sectores económicos.

Condiciones para acceder al ‘cheque cotización’

Según la propuesta de UPTA, para acceder al cheque los autónomos no podrán superar los 120 minutos diarios de actividad o un máximo de 16 horas mensuales y su petición deberá formalizarse al menos un día antes del desarrollo de la actividad.

De esta forma, los cheques de cotización podrán ser adquiridos de forma nominal por la persona que desarrolle la actividad económica y la emisión estará sujeta al pago anticipado por parte del beneficiario, con las limitaciones temporales y dinerarias establecidas. Será la empresa emisora del cheque de cotización quien liquidará directamente a la Tesorería General de la Seguridad Social la parte correspondiente a la cotización de forma directa. 

La cotización tendrá un coste por hora de cotización de en torno a 6 euros resultantes de aplicar el salario mínimo interprofesional (SMI) y dividirlo entre 160 horas mensuales. Según recuerdan desde UPTA, el cálculo sería prácticamente el mismo al que se propone en el nuevo sistema de cotización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) pero sin la necesidad de realizar un alta en la Seguridad Social de forma continuada.

El cheque cotización no sería válido cuando se desarrollen trabajos con trazas de ajenidad, mecanismos de producción facilitados por el contratante o cualquier otro supuesto relacionado con la falsedad contractual.

Se dirige a profesionales que ejercen su actividad de manera esporádica y busca evitar la economía sumergida

La organización de autónomos que preside Eduardo Abad busca mejorar la situación de profesionales que ahora, según UPTA, ejercen su actividad de manera esporádica y mayoritariamente en la economía sumergida porque no superan las 16 horas de trabajo efectivo y los resultados económicos están por debajo de los 250 euros en total.

El ‘cheque cotización’ que proponen sería una prolongación de la modificación de la cotización por ingresos reales que está a punto de ser una realidad en el nuevo marco de la adaptación del RETA, explican. Y es que UPTA estima que con este sistema se puedan proteger y regularizar más de un millón de trabajos esporádicos por cuenta propia, recaudando y protegiendo anualmente a más de 300.000 beneficiarios directos.

Gentileza del Economista

Las ayudas directas para autónomos y empresas, sectores que podrán acceder y la letra pequeña

Las Comunidades Autónomas y Ciudades de Ceuta y Melilla realizarán las correspondientes convocatorias para la concesión de las ayudas directas a los destinatarios ubicados en sus territorios. Asimismo, se encargarán de la tramitación, gestión y resolución de las solicitudes, del abono de las ayudas y de los controles previos y posteriores al pago. No obstante, para poder tener acceso a ayudas directas del Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19, será necesario que los autónomos y empresas cumplan unos requisitos básicos:

  • Sede social en territorio español;
  • Su volumen de operaciones anual en 2020 debe haber caído como mínimo un 30 % con respecto a 2019;
  • Las deudas que se pretendan cubrir han de devengarse entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 (fecha de entrada en vigor del RDL 5/2021, de 12 de marzo);
  • La actividad ha de estar incluida en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas –CNAE 09– previstos en el Anexo I del reiterado Real Decreto-ley, 
CNAE-2009Descripción actividad
0710Extracción de minerales de hierro.
1052Elaboración de helados.
1083Elaboración de café, té e infusiones.
1101Destilación, rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas.
1103Elaboración de sidra y otras bebidas fermentadas a partir de frutas.
1413Confección de otras prendas de vestir exteriores.
1419Confección de otras prendas de vestir y accesorios.
1420Fabricación de artículos de peletería.
1439Confección de otras prendas de vestir de punto.
1811Artes gráficas y servicios relacionados con las mismas.
1812Otras actividades de impresión y artes gráficas.
1813Servicios de pre-impresión y preparación de soportes.
1814Encuadernación y servicios relacionados con la misma.
1820Reproducción de soportes grabados.
2051Fabricación de explosivos.
2441Producción de metales preciosos.
2670Fabricación de instrumentos de óptica y equipo fotográfico.
2731Fabricación de cables de fibra óptica.
3212Fabricación de artículos de joyería y artículos similares.
3213Fabricación de artículos de bisutería y artículos similares.
3316Reparación y mantenimiento aeronáutico y espacial.
3530Suministro de vapor y aire acondicionado.
4616Intermediarios del comercio de textiles, prendas de vestir, peletería, calzado y artículos de cuero.
4617Intermediarios del comercio de productos alimenticios, bebidas y tabaco.
4624Comercio al por mayor de cueros y pieles.
4634Comercio al por mayor de bebidas.
4636Comercio al por mayor de azúcar, chocolate y confitería.
4637Comercio al por mayor de café, té, cacao y especias.
4638Comercio al por mayor de pescados y mariscos y otros productos alimenticios.
4639Comercio al por mayor, no especializado, de productos alimenticios, bebidas y tabaco.
4644Comercio al por mayor de porcelana, cristalería y artículos de limpieza.
4648Comercio al por mayor de artículos de relojería y joyería.
4719Otro comercio al por menor en establecimientos no especializados.
4724Comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería en establecimientos especializados.
4725Comercio al por menor de bebidas en establecimientos especializados.
4741Comercio al por menor de ordenadores, equipos periféricos y programas informáticos en establecimientos especializados.
4751Comercio al por menor de textiles en establecimientos especializados.
4762Comercio al por menor de periódicos y artículos de papelería en establecimientos especializados.
4771Comercio al por menor de prendas de vestir en establecimientos especializados.
4772Comercio al por menor de calzado y artículos de cuero en establecimientos especializados.
4777Comercio al por menor de artículos de relojería y joyería en establecimientos especializados.
4782Comercio al por menor de productos textiles, prendas de vestir y calzado en puestos de venta y en mercadillos.
4789Comercio al por menor de otros productos en puestos de venta y en mercadillos.
4799Otro comercio al por menor no realizado ni en establecimientos, ni en puestos de venta ni en mercadillos.
4931Transporte terrestre urbano y suburbano de pasajeros.
4932Transporte por taxi.
4939Tipos de transporte terrestre de pasajeros n.c.o.p.
5010Transporte marítimo de pasajeros.
5030Transporte de pasajeros por vías navegables interiores.
5110Transporte aéreo de pasajeros.
5221Actividades anexas al transporte terrestre.
5222Actividades anexas al transporte marítimo y por vías navegables interiores.
5223Actividades anexas al transporte aéreo.
5510Hoteles y alojamientos similares.
5520Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia.
5530Campings y aparcamientos para caravanas.
5590Otros alojamientos.
5610Restaurantes y puestos de comidas.
5621Provisión de comidas preparadas para eventos.
5629Otros servicios de comidas.
5630Establecimientos de bebidas.
5813Edición de periódicos.
5914Actividades de exhibición cinematográfica.
7420Actividades de fotografía.
7711Alquiler de automóviles y vehículos de motor ligeros.
7712Alquiler de camiones.
7721Alquiler de artículos de ocio y deportivos.
7722Alquiler de cintas de vídeo y discos.
7729Alquiler de otros efectos personales y artículos de uso doméstico.
7733Alquiler de maquinaria y equipo de oficina, incluidos ordenadores.
7734Alquiler de medios de navegación.
7735Alquiler de medios de transporte aéreo.
7739Alquiler de otra maquinaria, equipos y bienes tangibles n.c.o.p.
7911Actividades de las agencias de viajes.
7912Actividades de los operadores turísticos.
7990Otros servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos.
8219Actividades de fotocopiado, preparación de documentos y otras actividades especializadas de oficina.
8230Organización de convenciones y ferias de muestras.
8299Otras actividades de apoyo a las empresas.
9001Artes escénicas.
9002Actividades auxiliares a las artes escénicas.
9004Gestión de salas de espectáculos.
9102Actividades de museos.
9103Gestión de lugares y edificios históricos.
9104Actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales.
9200Actividades de juegos de azar y apuestas.
9311Gestión de instalaciones deportivas.
9313Actividades de los gimnasios.
9319Otras actividades deportivas.
9321Actividades de los parques de atracciones y los parques temáticos.
9329Otras actividades recreativas y de entretenimiento.
9523Reparación de calzado y artículos de cuero.
9525Reparación de relojes y joyería.
9601Lavado y limpieza de prendas textiles y de piel.
9604Actividades de mantenimiento físico.

Como ya adelantamos en nuestra noticia del pasado 15/03/2021, dos son los aspectos novedosos que encontramos en las ayudas directas, siempre teniendo presenta la necesidad de caída en la facturación en el año 2020 respecto al año 2019:

a) Requisitos y compromisos

Los solicitantes de las ayudas han de cumplir en el momento de presentación de la solicitud los siguientes requisitos:

  • a) No haber sido condenado mediante sentencia firme a la pena de pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas o por delitos de prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraudes y exacciones ilegales o delitos urbanísticos.
  • b) No haber dado lugar, por causa de la que hubiese sido declarada culpable, a la resolución firme de cualquier contrato celebrado con la Administración.
  • c) Hallarse al corriente de pago de obligaciones por reintegro de subvenciones o ayudas públicas.
  • d) Hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  • e) No haber solicitado la declaración de concurso voluntario, no haber sido declarados insolventes en cualquier procedimiento, no hallarse declarados en concurso, salvo que en éste haya adquirido la eficacia un convenio, no estar sujetos a intervención judicial o haber sido inhabilitados conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, sin que haya concluido el período de inhabilitación fijado en la sentencia de calificación del concurso.
  • f) No tener la residencia fiscal en un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal.

Los destinatarios de estas medidas asumen los siguientes compromisos:

  • a) Deberán mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022. La empresa beneficiaria deberá justificar ante el órgano concedente el mantenimiento de la actividad que da derecho a las ayudas a 30 de junio de 2022. En caso contrario, procederá el reintegro de las ayudas.
  • b) No podrán repartir dividendos durante 2021 y 2022.
  • c) No aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante un periodo de dos años desde aplicación de alguna de las medidas.

b) Límites sobre la cuantía de las ayudas

Se establecen los criterios para determinar las cuantías máximas de las ayudas directas y se modulan en función de la caída del volumen de operaciones en 2020 frente a 2019, de forma que no se superen ciertos límites máximos:

1. El 40 % de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30 %, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 empleados.

2. El 20 % del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 empleados.

En estos dos supuestos, las ayudas contemplan una franja económica que no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.

¿Se podrá concurrir a convocatorias realizadas por distintas Comunidades Autónomas?

Cuando se trate de empresarios, profesionales o entidades cuyo volumen de operaciones en 2020 haya sido inferior o igual a 10 millones de euros y no apliquen el régimen de grupos en el Impuesto sobre Sociedades solamente podrán concurrir a la convocatoria realizada por la Comunidad Autónoma o, en su caso, las Ciudades de Ceuta y Melilla, en la que se ubique su domicilio fiscal.

Los grupos y los empresarios, profesionales o entidades cuyo volumen de operaciones en 2020 haya sido superior a 10 millones de euros que desarrollen su actividad económica en más de un territorio autonómico o en más de una Ciudad Autónoma, podrán participar en las convocatorias que se realicen en todos los territorios en los que operen. Para estos casos, la Orden del Ministerio de Hacienda de desarrollo del presente Real decreto-ley establecerá el criterio de distribución de la caída de la actividad entre los diferentes territorios en los que operen, atendiendo al peso de las retribuciones de trabajo personal satisfechas a los trabajadores con que cuenten en cada territorio.

¿Cuándo llegarán las ayudas a empresas y autónomos?

La correcta obtención, disfrute y destino de los fondos corresponde a las Comunidades Autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla. La norma es clara, el saldo que las comunidades autónomas no hubiesen repartido ni comprometido a 31 de diciembre de 2021 deberá reintegrarse al Ministerio de Hacienda.

Primer paso, firma de un convenio de colaboración: el Ministerio de Hacienda y las Comunidades suscribirán un convenio de cara a la ejecución de lo previsto en el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, contemplando cuestiones como el intercambio de información entre las Administraciones Tributarias; la mención en todas las actuaciones y soportes que se utilicen al origen de los fondos que financian estas ayudas, señalándose que son financiadas por el Gobierno de España; y la obligación de suministrar información detallada sobre las convocatorias realizadas y los resultados de las mismas.

Estos Convenios deberán firmarse en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del presente Real Decreto-Ley, procediéndose por el Ministerio de Hacienda a la transferencia de los fondos correspondientes a cada Comunidad Autónoma dentro de los 10 días siguientes a la fecha en que adquiera eficacia cada convenio.

Es decir, el dinero estaría a disposición de las CC.AA en el plazo de 1 mes y 10 días. A partir de ahí dependerá de cada Administración.

¿Qué sectores han quedado fuera de las ayudas?

De no producirse ningún cambioquedarían fuera de las ayudas analizadas sectores como:

  • Peluquerías y Centros de Estética
  • Academias y centros de formación no reglada
  • Comercio de Souvenirs y Decoración
  • Comercio de Repuesto de Automóvil y talleres mecánicos
  • Alquiler de bicicletas
  • Actividades Artísticas y Literarias (cantantes, músicos…)
  • Floristerías
  • Autoescuelas

Gentileza de Las Asesorías

Los diez puntos que reclaman los autónomos para sobrevivir en 2021

Piden ampliar el cese de actividad, un mayor control sobre la morosidad o compaginar la pensión con el trabajo.

La asociación de trabajadores autónomos ATA reclama medidas que ayuden al colectivo a superar el año 2021. Prorrogar el cese de actividad, ampliar los préstamos o favorecer moratorias en el pago de impuestos son algunas de ellas.

El colectivo reclama que se prorrogue el cese de actividad hasta el 31 de diciembre. Así, quieren que se “ponga a cero el contador” del cobro de la prestación para aquellos que se hayan beneficiado de la ayuda ordinaria. Plantean que ésta debería ser compatible con la puesta en marcha el 1 de enero de este año.

Consideran que los ERTE también deberían prolongarse hasta el 31 de diciembre y que habría que poner en marcha nuevas ayudas para autónomos. En ese sentido, plantean 6.000 millones de euros en ayudas directas para ayudar al millón de autónomos que ha tenido que reducir al 50% su actividad. Según indican, las ayudas podrían canalizarse o con transferencias directas, compensando las cuotas a la Seguridad Social o de los tributos.

Hacer frente a la morosidad

Sobre los créditos ICO, los autónomos quieren que se amplíen los periodos de carencia y amortización. Además, sugieren una transposición de la directiva europea referente a la deuda e insolvencia. Piden ampliar los plazos de las moratorias, que se reestructure la deuda privada al igual que la pública y que sean más eficaces los procesos de exoneración de deudas.

También plantean un mayor control sobre la morosidad en las empresas y administraciones públicas. “Es imprescindible dotar un fondo para que las administraciones puedan hacer frentes a sus deudas con proveedores”, señalan.

Aluden también a los impuestos para los que plantean que se puedan aplazar de manera automática, al igual que las cotizaciones, y que se puedan deducir los gastos del teletrabajo.

A nivel de pensiones, sugieren que se pueda compaginar con el trabajo cuando el autónomo tenga más de 66 años o haya tenido que cesar su actividad en 2021.

La burocracia es otro de los elementos que mencionan para poder superar la crisis este 2021. Quieren que se eliminen las trabas y que se les facilite el acceso a ayudas, subvenciones y licitaciones públicas.

Por último, proponen priorizar proyectos relacionados con la digitalización para acceder a los fondos europeos.

Los detalles del plan de ayudas a las empresas: autónomos y pymes podrán recibir entre 3.000 y 200.000 euros

En total, 7.000 millones serán transferidos directamente a las empresaspara costear los gastos fijos o reducir deudas

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un paquete de apoyo de 11.000 millones dirigido a las empresas afectadas por la pandemia, compuesto en su mayoría ayudas directas. Se trata de una medida muy reclamada por parte de sindicatos, patronales y otras asociaciones empresariales y que finalmente el Gobierno ha dado ‘luz verde’ después de dos semanas de intensas negociaciones entre los socios de coalición.

En total, 7.000 millones serán transferidos directamente a las empresas más afectadas por la pandemia para costear los gastos fijos como suministros o alquileres, o bien reducir deudas contraídas desde marzo de 2020, como pagos a proveedores, suministros, salarios, arrendamientos o reducción de la deuda financiera. Según la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, el objetivo es “anticiparse” a futuros problemas de solvencia empresariales, inyectando liquidez para tratar de aliviar la caída de ingresos.

Pero, ¿cuándo recibiré las ayudas?

El Gobierno ha marcado un plazo máximo de 40 días para que estas ayudas directas lleguen a las comunidades autónomas. Calviño ha confiado en que, una vez reciban esas trasferencias, las autonomías hagan llegar las ayudas “lo antes posible”.

Pero, ¿cómo se repartirán los fondos?

Serán finalmente los gobiernos autonómicos quienes gestionen el total de ayudas directas aprobadas por el Gobierno. La asignación de los fondos se realizará siguiendo los mismos criterios que los utilizados para el REACT EU: impacto de la pandemia en la riqueza de la comunidad autónoma, impacto de la crisis en el desempleo e impacto en el desempleo juvenil.

¿El reparto será homogéneo entre las comunidades autónomas?

No. Aunque el Ejecutivo de momento no ha especificado qué montante final recibirá cada comunidad autónoma, sí ha adelantado que Baleares y Canarias serán las regiones más beneficiadas: recibirán 2.000 de los 7.000 millones de euros del paquete de ayudas directas ya que, según Calviño, es “evidente el impacto diferencial de la pandemia” en estas comunidades, muy dependientes del turismo.

Soy autónomo, ¿podré beneficiarme?

Sí. Podrán beneficiarse de las ayudas autónomos y empresas viables que hayan tenido una caída de sus ingresos de al menos el 30 % en 2020 respecto al año anterior.

¿A qué empresas irá dirigido?

Podrán acceder a estas ayudas todas las empresas y autónomos del sector de la hostelería y la restauración, los sectores con acceso a los ERTE ampliados establecidos en el Real Decreto-ley 2/2021, y otros especialmente afectados por la pandemia, como las actividades de la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hostelería; comercio al por mayor y minorista; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionas con la cultura y las actividades deportivas. En total, son cerca de un centenar las actividades a las que podrán llegar los recursos.

¿Cuánto dinero recibirán?

Las ayudas directas aprobadas por el Gobierno podrán compensar como máximo el 40 % de la caída de ingresos para las micropymes (con hasta 10 empleados) y autónomos y el 20 % para el resto de empresas. En concreto, los autónomos que tributan en módulos recibirán hasta 3.000 euros y entre 4.000 y 200.000 euros el resto de empresas, importes que podrán elevarse tanto en Canarias y Baleares, siempre dentro de los límites de ayudas de Estado fijados por Bruselas.

¿Habrá que cumplir algún tipo de requisito?

Sí. Como viene siendo habitual en el Gobierno, la concesión de las ayudas estará ligada a algunos requisitos como el mantenimiento de la actividad hasta junio de 2022 o la prohibición de reparto de dividendos y el aumento de retribuciones del personal directivo durante un periodo de dos años, ha señalado la vicepresidenta económica.

Las empresas receptoras también deberán estar al día del pago de obligaciones tributarias y de la Seguridad Social y no operar en paraísos fiscales.

¿Seguirán en vigor el resto de ayudas aprobadas?

Sí. El resto de medidas aprobadas con anterioridad no se han visto sustituidas por este nuevo plan. De hecho, el nuevo plan incluye la creación de una línea de avales públicos de 3.000 millones para la reestructuración de deuda financiera de empresas que hayan recibido préstamos avalados por el Instituto de Crédito oficial (ICO). Estas empresas podrán acceder a la extensión del plazo de vencimiento de los préstamos, a la conversión de la deuda en préstamos participativos o, como “medida de último recurso”, a quitas de deuda. La decisión dependerá del análisis realizado por cada entidad financiera.

Actividades que podrán acogerse a las ayudas:

ANEXO I
CNAE-2009 Descripción actividad
0710 Extracción de minerales de hierro.
1052 Elaboración de helados.
1083 Elaboración de café, té e infusiones.
1101 Destilación, rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas.
1103 Elaboración de sidra y otras bebidas fermentadas a partir de frutas.
1413 Confección de otras prendas de vestir exteriores.
1419 Confección de otras prendas de vestir y accesorios.
1420 Fabricación de artículos de peletería.
1439 Confección de otras prendas de vestir de punto.
1811 Artes gráficas y servicios relacionados con las mismas.
1812 Otras actividades de impresión y artes gráficas.
1813 Servicios de pre-impresión y preparación de soportes.
1814 Encuadernación y servicios relacionados con la misma.
1820 Reproducción de soportes grabados.
2051 Fabricación de explosivos.
2441 Producción de metales preciosos.
2670 Fabricación de instrumentos de óptica y equipo fotográfico.
2731 Fabricación de cables de fibra óptica.
3212 Fabricación de artículos de joyería y artículos similares.
3213 Fabricación de artículos de bisutería y artículos similares.
3316 Reparación y mantenimiento aeronáutico y espacial.
3530 Suministro de vapor y aire acondicionado.
4616 Intermediarios del comercio de textiles, prendas de vestir, peletería, calzado y
artículos de cuero.
4617 Intermediarios del comercio de productos alimenticios, bebidas y tabaco.
4624 Comercio al por mayor de cueros y pieles.
4634 Comercio al por mayor de bebidas.
4636 Comercio al por mayor de azúcar, chocolate y confitería.
4637 Comercio al por mayor de café, té, cacao y especias.
4638 Comercio al por mayor de pescados y mariscos y otros productos alimenticios.
4639 Comercio al por mayor, no especializado, de productos alimenticios, bebidas y
tabaco.
4644 Comercio al por mayor de porcelana, cristalería y artículos de limpieza.
4648 Comercio al por mayor de artículos de relojería y joyería.
4719 Otro comercio al por menor en establecimientos no especializados.

5030 Transporte de pasajeros por vías navegables interiores.
5110 Transporte aéreo de pasajeros.
5221 Actividades anexas al transporte terrestre.
5222 Actividades anexas al transporte marítimo y por vías navegables interiores.
5223 Actividades anexas al transporte aéreo.
5510 Hoteles y alojamientos similares.
5520 Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia.
5530 Campings y aparcamientos para caravanas.
5590 Otros alojamientos.
5610 Restaurantes y puestos de comidas.
5621 Provisión de comidas preparadas para eventos.
5629 Otros servicios de comidas.
5630 Establecimientos de bebidas.
5813 Edición de periódicos.
5914 Actividades de exhibición cinematográfica.
7420 Actividades de fotografía.
7711 Alquiler de automóviles y vehículos de motor ligeros

7712 Alquiler de camiones.
7721 Alquiler de artículos de ocio y deportivos.
7722 Alquiler de cintas de vídeo y discos.
7729 Alquiler de otros efectos personales y artículos de uso doméstico.
7733 Alquiler de maquinaria y equipo de oficina, incluidos ordenadores.
7734 Alquiler de medios de navegación.
7735 Alquiler de medios de transporte aéreo.
7739 Alquiler de otra maquinaria, equipos y bienes tangibles n.c.o.p.
7911 Actividades de las agencias de viajes.
7912 Actividades de los operadores turísticos.
7990 Otros servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos.
8219 Actividades de fotocopiado, preparación de documentos y otras actividades
especializadas de oficina.
8230 Organización de convenciones y ferias de muestras.
8299 Otras actividades de apoyo a las empresas.
9001 Artes escénicas.
9002 Actividades auxiliares a las artes escénicas.
9004 Gestión de salas de espectáculos.
9102 Actividades de museos.
9103 Gestión de lugares y edificios históricos.
9104 Actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales.
9200 Actividades de juegos de azar y apuestas.
9311 Gestión de instalaciones deportivas.
9313 Actividades de los gimnasios.
9319 Otras actividades deportivas.
9321 Actividades de los parques de atracciones y los parques temáticos.
9329 Otras actividades recreativas y de entretenimiento.
9523 Reparación de calzado y artículos de cuero.
9525 Reparación de relojes y joyería.
9601 Lavado y limpieza de prendas textiles y de piel.
9604 Actividades de mantenimiento físico.

Gentiliza de RTVE

Medidas tardías e insuficientes: un año de propaganda e improvisación

D. José María Rotellar, profesor de economía de la Universidad Francisco de Victoria, ha realizado unas declaraciones al periódico económico Expansión, en las que resume claramente lo ocurrido hasta ahora con trabajadores autónomos y pequeñas empresas en lo referente a la pandemia, comentando además las ayudas aprobadas por el Gobierno el pasado viernes.

Así, toda la cronología económica de la pandemia ha sido un auténtico despropósito, al basarse en la búsqueda de golpes de efecto, en lugar de pensar en los cientos de miles de personas cuya vida se empobrecía hasta el término de pasar hambre en muchos casos, al ver sus empresas o las empresas en las que trabajaban completamente arrasadas por las medidas impuestas.

Cuando se cumple ahora un año desde que el Gobierno decretó el primer estado de alarma, llega ahora el Ejecutivo con un conjunto de medidas que dicen que son para apoyar al sector productivo. Sin embargo, podemos comprobar que, una vez más, se ha impuesto el gabinete de mercadotécnica que se ha instalado en La Moncloa en lugar del necesario sentido común que está ausente en el banco azul. Las ayudas se moverán en una horquilla de entre 3.000 euros y 200.000 euros (hasta sumar 7.000 millones de euros en el agregado de las ayudas movilizadas), y podrán acceder a ellas empresas del sector de la hostelería, turismo y comercio, así como pymes, además de autónomos que no tributen en módulos, que hayan perdido el 30% o más de sus ingresos y que habrán de ir destinadas a pagar gastos fijos y deudas. Se trata de medidas tardías e insuficientes, envueltas en la propaganda y la improvisación. Son tardías porque no se puede dejar pasar todo un año para tratar de salvar a las empresas por los cierres obligatorios que han tenido que llevar a cabo por imposición del poder público, en un hecho sin precedentes, por mucho que haya sido repetido en la mayoría de los países – alternativa, hay, pues algunos otros no han adoptado esa decisión y no les ha ido peor sanitariamente-.

Estas medidas económicas tenían que haber sido puestas en marcha desde el principio de la pandemia, para poder sostener al tejido productivo. Habría llegado a ser, de hacerlo bien, una inversión y no un gasto, que habría permitido al grueso de empresas continuar y que habría redundado, por tanto, en bienestar para la sociedad española, además de compensar la injusticia que supone la obligación del cierre.

Sin embargo, se prefirió ir por la vía de la propaganda, anunciar que se iban a poner en marcha canales de liquidez por importe de 100.000 millones de euros que movilizarían otros 100.000, con la iniciativa de los créditos ICO, y vender un aplazamiento de impuestos como una concesión relevante al sector empresarial. ¿Qué sucedió? Que ya entonces tardaron mucho en aprobar las escasas medidas, que los créditos no era la solución, pues se veía de lejos que las empresas no iban a poder recuperar su negocio antes de que venciese el plazo de carencia, y que el trasladar hacia delante los impuestos no aliviaba nada. Se optó por medidas vacías de contenido mientras se incrementaban las restricciones, hasta el punto de hundir a la economía nacional, especialmente a las actividades de comercio, ocio, hostelería y turismo, que no dejan de caer.

Es verdad que la liquidez que anunciaron, si la hubiesen ejecutado bien, correctamente, sin retrasos y apoyando más directamente a las empresas a las que obligaban a cerrar, habría sido positivo, y así lo dije en estas páginas en un artículo que publiqué a finales de marzo de 2020, al evaluar las luces y sombras de las medidas que anunció Sánchez, pero el problema es que las expectativas que levantó fueron defraudadas por su márketing. Al profundizar, tras la espuma no había nada, elemento que estranguló financieramente a muchas empresas. Eran falsas expectativas, y no hay nada peor que eso.

Se echaba de menos que a los autónomos no se les suspendiese la cotización a la Seguridad Social, cuando no estaban generando ingresos, ni que, en coherencia, se les condonasen los impuestos. De la misma manera, no era la mejor de las medidas la prolongación del bono social en materia de suministros, porque poco aliviaría y drenaría recursos para dirigirlos a la dotación de liquidez, en la que no han sido, como digo, diligentes. Prefirieron siempre compensar con subsidios que sostener la inversión, que, de haberlo hecho, habría terminado manteniendo por ella misma un cierto nivel de actividad, se habría podido recuperar antes y, con ello, el empleo. Han elegido siempre el camino cortoplacista y populista frente al estructural y riguroso.

Crisis de oferta

En lugar de eso, Sánchez debería darse cuenta de que lo que se ha generado en España es una crisis de oferta, por la prohibición de que el sistema productivo funcione. Tras no evitar dichas medidas con otras tempranas que deberían haber aplicado a finales de enero de 2020, como el cierre de fronteras con China, al obligar a parar el tejido productivo se le puso contra las cuerdas, que ha originado una alta destrucción de este. Por eso, hace mucho que Sánchez debería haber compensado a las empresas con liquidez abundante, sin las trabas y tardanzas iniciales de los préstamos ICO; con ayudas directas y con condonación de impuesto. Todos los recursos deberían haberse destinado a ayudar a las empresas para no morir en el corto plazo, unido a unas medidas estructurales de ortodoxia económica que generasen confianza en el medio y largo plazo y evitasen, así, la asfixia financiera de pymes y autónomos, o su posterior cierre. Sin embargo, no se hizo ni lo uno ni lo otro, y muchas, muchísimas empresas, se han quedado por el camino. Hablamos de 114.716 empresas menos desde febrero de 2020, según datos de la Seguridad Social. Junto a ello, un incremento concursal del 44,7%, que tratan de frenar también con la prórroga de la moratoria concursal, que para lo único que sirve es para ocultar la realidad, porque son empresas a las que mantienen artificialmente por no haberlas ayudado a tiempo tras obligar el cierre de su actividad.

Hoy llega con este conjunto de medidas tardías, pero también insuficientes, pues no puede basarse en unas cuantías tan escasas, cuando se les ha obligado a cerrar, ni confiar en que la banca termine aceptando, al final, quitas de deuda, que empeorarían el panorama de negocio de la banca, ni puede perderse todo en una maraña legal, que puede que retrase el pago al traspasarse la gestión a las CCAA. El retraso provoca que muchas empresas hayan cerrado y que nunca más vuelvan a abrir, a las que se sumarán todas aquellas compañías sujetadas artificialmente por la moratoria concursal.

No se está valorando suficientemente lo que va a ser el día después del fin del virus: puede ser una ruina a la que no se está prestando suficiente atención, con la idea de que la UE ya lo resolverá o que rápidamente saldremos de la misma con un rebote intenso, cosa que no pasará si el tejido productivo se asfixia del todo, ya que pymes y autónomos morirán de falta de liquidez, pese a que tuviesen negocios solventes y prósperos. Cada medida de restricción económica debería haber estado muy pensada y valorada, y debería haberse analizado si realmente tenía un impacto tan determinante en la evolución de la enfermedad provocada por el virus, pero se ha ido actuando con medidas cambiantes y desconcertantes, que han generado otro problema adicional muy grave y más estructural.

El Gobierno debe convencerse de que está en juego toda la economía y de que se trata de adoptar medidas eficaces, no de venta política ni puestas en escena. Se trata de decidir y de acertar en base a criterios robustos. Si no consigue evitar que se destruya el tejido productivo, tras la enfermedad vírica puede que tengamos que enfrentarnos a una depresión sin precedentes. Y eso, aunque ahora no se vea, será socialmente muy dramático, extremadamente dramático, con consecuencias, además, también en el ámbito sanitario.”

Gestileza de Expansión.

Cómo son las nuevas prestaciones por cese de actividad y quién puede pedirlas en 2021

Prestación de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia

¿Quiénes son los destinatarios?

Son aquellos trabajadores autónomos que prevén reducir sus ingresos por cuenta propia en más del 50% en el primer semestre del 2021 frente al segundo semestre de 2019 y no tienen Tarifa Plana en Seguridad Social.

¿Qué requisitos deben cumplir?

  • Estar afiliados y en alta el 1 de febrero de 2021 y permanecer de alta mientras se cobra la prestación
  • Contar con la cobertura del cese de actividad, 12 meses ininterrumpidos (desde febrero de 2020 a enero de 2021).
  • No haber cumplido la edad de jubilación, salvo si no tiene carencia para jubilarse.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas.
  • En caso de tener trabajadores, estar al corriente en sus obligaciones.
  • Reducción de ingresos por cuenta propia de más del 50% en el primer semestre del 2021 vs segundo semestre de 2019.
  • Rendimientos netos en el primer semestre del 2021, inferiores a 7.980 €.

Inicio y fin de la prestación

  • Si se solicita dentro de los primeros 21 días naturales de febrero de 2021, la prestación se inicia el 1 de febrero de 2021.
  • Si se solicita del 22 de febrero en adelante, la prestación se iniciará al día siguiente de la solicitud.
  • Esta prestación finaliza el 31 de mayo de 2021
  • A partir del 31 de mayo de 2021 solo se podrá continuar percibiendo esta prestación solicitando la prestación ordinaria de cese de actividad.

¿Debo cotizar?

Sí, debes ingresar la totalidad de las cotizaciones. La mutua pagará junto a esta prestación la parte de las cotizaciones por contingencia común.

¿Cuál es la cuantía de la prestación?

  • 70% de su base de cotización.
  • 50% de la base de cotización mínima de su actividad (si compatibiliza con trabajo cuenta ajena).

Incompatibilidades

  • Con el trabajo por cuenta ajena cuando los ingresos netos de éste, junto con el trabajo por cuenta propia, superen 2,2 veces el SMI (Salario Mínimo Interprofesional).
  • Y cuando los ingresos por cuenta ajena superen 1,25 veces el SMI.

Prestación extraordinaria para trabajadores autónomos que no tienen cabida en el art.7 o en el cese ordinario

¿Quiénes son los destinatarios?

Son aquellos trabajadores autónomos que no pueden acceder a la prestación ordinaria de cese de actividad (art.327 de la LGSS), ni a la prestación de trabajo por cuenta propia del artículo 7 del RDL 2/2021 por no cumplir los requisitos y que tienen o han tenido Tarifa Plana en Seguridad Social durante estos dos últimos años.

¿Qué requisitos deben cumplir?

  • No tener derecho a la prestación ordinaria de cese de actividad o a la prestación prevista en el Art. 7 del RDL 2/2021.
  • Estar afiliado y de alta en el RETA antes del 1 de abril de 2020.
  • Continuar dado de alta mientras perciba la prestación.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas.
  • No tener rendimientos netos por cuenta propia en el primer semestre del 2021 superiores a 6.650 €.
  • Y, además, acreditar en el primer semestre del 2021 unos ingresos inferiores a los habidos en el primer trimestre de 2020.

¿Cuál es su duración?

  • Si se solicita dentro de los primeros 21 días naturales de febrero de 2021, la prestación se inicia el 1 de febrero de 2021.
  • Si se solicita del 22 de febrero en adelante, la prestación se iniciará el primer día del mes siguiente al de la presentación de la solicitud.
  • Finaliza el 31 de mayo de 2021.

¿Cuál es la cuantía de la prestación?

  • 50% de la base de cotización mínima de su actividad
  • 40% de la base de cotización mínima de su actividad si conviven en un mismo domicilio dos o más personas con derecho a prestación (hasta primer grado de parentesco por consanguinidad o afinidad)

¿Debo cotizar?

  • Exento de obligación de cotizar

Incompatibilidades

  • Con el trabajo por cuenta ajena cuando los ingresos sean superiores a 1,25 veces el importe del SMI (Salario Mínimo Interprofesional).
  • Con el trabajo de otra actividad por cuenta propia.
  • Percepción de rendimientos procedentes de una sociedad.
  • Percepción de Prestaciones de Seguridad Social, salvo que sean compatibles con su actividad.
  • Ayudas por paralización de flota en los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

Sanción por no presentar Cuentas Anuales

Existe obligación de presentar cuentas anuales en el Registro Mercantil, para todas las sociedades activas e inactivas.

Definiremos las sociedades activas como aquellas que tienen actividad económica, es decir, que generan negocio y como inactivas, aquellas que no tienen actividad económica, es decir, que ya no generan negocio. Ambas están obligadas.

Hasta ahora no se sancionaba por no presentar cuentas anuales en el Registro, pero a partir del comienzo de 2021, las sanciones están empezando a llegar.

Las sanciones que se están imponiendo van desde un mínimo de 1.200 euros hasta un máximo de 60.000 euros, por cada año de retraso en el cumplimiento. Aunque pueden elevarse a 300.000 euros en casos extremos.

Además el cerco se extrecha con la aprobación del Real Decreto 2/2021, de 12 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas.

Este RD en su Disposición adicional undécima nos habla del Régimen sancionador del incumplimiento de la obligación de depósito de cuentas, y dice:

«… Los criterios para determinar el importe de la sanción, de conformidad con los límites establecidos en el artículo 283 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, serán los siguientes:

a) La sanción será del 0,5 por mil del importe total de las partidas de activo, más el 0,5 por mil de la cifra de ventas de la entidad incluida en la última declaración presentada ante la Administración Tributaria, cuyo original deberá aportarse en la tramitación del procedimiento.

b) En caso de no aportar la declaración tributaria citada en la letra anterior, la sanción se establecerá en el 2 por ciento del capital social según los datos obrantes en el Registro Mercantil.

c) En caso de que se aporte la declaración tributaria, y el resultado de aplicar los mencionados porcentajes a la suma de las partidas del activo y ventas fuera mayor que el 2 por ciento del capital social, se cuantificará la sanción en este último reducido en un 10 por ciento”.

Por todo lo anterior es imprescindible presentar cuentas anuales en el Registro Mercantil, tanto de sociedades activas, como de las inactivas.

Obviamente y si se posee una sociedad inactiva desde hace mucho tiempo y no se prevé su utilización, es altamente recomendable, disolver dicha sociedad para no tener que presentar anualmente ni las cuentas anuales, ni el Impuesto sobre Sociedades, que también es obligatorio.